27/3/20

Blog XXIX

Hoy me he vuelto a sentar a intentar escribir algo. De nuevo sin éxito. He ordenado los poemas del último borrador, he repasado todo el archivo de poemas antiguos, he almacenado poemas que me gusta recitar para posibles recitales que igual nunca tienen lugar (o lo tienen online que, aunque es cierto que se conecta más de lo que esperaba, espero que no se os olvide que esta no es la forma de consumir un recital igual que instagram no es la forma de consumir un blog o un libro).
Espero acabar algún día el poema que empecé para el Rincón creativo, pero ha mutado tanto que ya poco tiene que ver con la idea primaria.
El lunes tengo cita online con el que espero sea mi próximo editor y no me ha apetecido contárselo a nadie en todo el día. Y no es porque no me apetezca, no te equivoques. Es la mejor noticia en toda la cuarentena. Es sólo que he perdido un poco la ilusión por todo. Es como si estar encerrado a solas en casa fuera a sacar de mí la poca energía vital que suelo lucir.
Pronto anunciaré algún recital en streaming, que parece que el encierro va para largo.
Cada vez echo de menos a menos personas y más me echo de menos a mí.


20/3/20

Blog XXVIII

No sé si van tres, cuatro o cinco días desde que se decretó la cuarentena esta que bien parece un arresto domiciliario. Llevo dos años sin tiempo para mí y deseando tener un hueco para sentarme a escribir o a repasar el borrador. Ahora que lo tengo. Ahora que me sobra. Todo me suena a forzado. Abro un libro y me desconcentro a la segunda página, las series me aburren a los minutos, el deporte ayuda pero tampoco es la panacea y mejor no hablar de escribir, que ya sabemos cómo funciona eso cuando lo fuerzan.
Envidio a quien lleva tan bien el estar encerrado con uno mismo contra su propia voluntad (no confundir con disfrutar de espacio para uno). Yo sólo siento que estoy perdiendo el tiempo y con él muchas cosas por las que nadie va a preguntar.


12/3/20

Blog XXVII

"que ya no sé cómo decírselo
que soy un trozo de papel
con el viento en contra
me lo pones a favor
y me vuelves loca.
Y dime cómo coño no
voy a estar mucho mejor
cuando tú me tocas.
Y yo, que sólo soy un pájaro
con el ala rota
te sonrío porque así
casi no lo notas."

Esto se marcó Yoly Saa anoche, en la Sol. Y yo lo grabé. Y lo envié. Claro. La música y la poesía te llevan a entender cómo estás aunque ni tú lo tengas claro.
Hacía mucho que no escribía en el Blog. En parte porque, al ser amo y señor de este espacio, veo las estadísticas y si ya de por sí nadie lee menos paran en esta sección. Pero, como dijo en su día la Patty, we're not in this for the money. Ni por las visitas, añado. Con el rollo este de estar o de estar mentalizándonos en estar en clausura en casa, te echo más de menos que nunca. Y anoche me rompió una sonrisa ese tema (esto es que sonreí y me partí un poco por dentro a la vez) pensando en esto. Encima soy el único pringado que tiene que ir a trabajar al teatro, por lo que proponer un encierro íntimo y acompañado sólo es complicar las cosas. Tocará aguantar este apocalipsis de la forma más diligente que nos salga, pero quería dejar por escrito esto, que después nadie me toma en serio.